III REICH

HITLER. 129 AÑOS DESPUÉS DE NAPOLEÓN.

hitler 129

Hitler. 129 años después de Napoleón.

Hitler y Napoleón eran de planteamientos políticos muy diferentes. A pesar de eso, los paralelismos temporales entre Hitler y Napoleón son, sin duda, de los más sorprendentes de la Historia. Nuestro método revela nuevas coincidencias.

En varias páginas de internet, como labrujulaverde.com, se hace alusión a los paralelos entre Napoleón y Hitler. Es curioso que hicieran hazañas parecidas separada casi siempre por 129 años.

– Nacimiento: en 1769 Napoleón, en 1889 Hitler: 120 años de diferencia.

– Toma de poder: en 1804 Napoleón, en 1933 Hitler: 129 años de diferencia.

– La anexión de Austria: en 1809 Napoleón, en 1938 Hitler. 129 años de diferencia.

– Invasión fallida de Rusia: en 1812 Napoleón, en 1941 Hitler: 129 años de diferencia.

– El fin del Imperio: en 1815 Napoleón, en 1945 Hitler: 130 años de diferencia.

Estos hechos de por sí, son sumamente sorprendentes.

Pero nuestro método histórico revela nuevos datos:

– Nacieron en fechas paralelas según el método.

– Dieron un golpe de estado en fechas paralelas.

– Murieron en fechas paralelas.

Realmente, solo hay una diferencia en sus vidas en cuanto a tiempo se refiere.

Si miramos la gráfica, la Revolución Francesa (1789) no es paralela a la Revolución Alemana o de Noviembre (1918).

Si fueran paralelas en el tiempo, la Revolución Alemana habría ocurrido según el método en 1912. Hay unos 6 años de diferencia que hicieron que:

– El golpe de estado de Hitler en 1923 fallara. Debió hacerlo en 1929, 6 años después, durante el Crack de la bolsa de 1929, que efectivamente, fue decisivo para llevarle al poder.

– Para ser totalmente paralelo a Napoleón, Hitler debía haber llegado al poder en 1927, pero no lo hizo hasta 6 años después, en el 1933. En su lugar, llegó a ser Presidente de la República un dirigente monarquico, e igualmente de derechas.

A partir de ahí, todos los acontecimientos guardan proporción cronológica con Napoleón como vimos antes:

– a los 5 años de entrar en el poder, se anexionaron Austria.

– a los 3 años de anexionarse Austria, intentaron fallidamente conquistar Rusia.

– a los 3-4 años de perder la guerra con Rusia, perdieron su imperio.

Esos 6 años de diferencia entre la Revolución Francesa y la Revolución Alemana marcó sus vidas. Pero como veremos a continuación, los paralelismos históricos no perdonan.

A Napoleón tras perder la guerra (1815) le sobraron 6 años de retiro hasta su muerte (1821), pero a Hitler no.

La entrada del líder alemán en escenario fue 6 años después que la de Napoleón (1933 en vez de 1927). Y puesto que su vida fue paralela, en el mismo año que perdió la guerra, murió (1945). Se perdió su jubilación por actuar a destiempo según el método.

De Hitler y Napoleón, aprendemos lo sabio de hacer las cosas a tiempo, según el ADN de la Historia. Y también, lo insensato que es repetir los mismos errores, aunque se hagan exactamente al mismo tiempo.

Adnhistoriadelarte.com                                          Job Flores Fernandez 2014 (c)

Anuncios