LIFECOURSE. LA CONSULTORÍA CÍCLICA DE HOWE Y STRAUSS.

lifecourse
LIFECOURSE. La consultoría cíclica de Howe y Strauss.

Lifecourse Associates es una consultoría cíclica fundada en 1999 en los Estados Unidos de América. Charlas, publicaciones y consultas basadas en un método cíclico de la historia desarrollado por Neil Howe y William Strauss. Pueden ver su interesante página en lifecourse.com.

Entre sus clientes, marcas multinacionales como Nike, universidades y hasta el propio gobierno de los Estados Unidos.

Neil Howe (1951) es historiador, economista, demógrafo y está relacionado con el CSIS estadounidense (Centro para Estudios Internacionales y Estratégicos). William Strauss (1947-2007) historiador, profesor y dramaturgo que trabajó para el gobierno estadounidense. Juntos publicaron un libro llamado “Generaciones” en 1991 donde se expone su teoría. Esta se basa en el estudio generacional de la cultura angloamericana de los últimos 500 años.
La Teoría Howe-Strauss se basa en unos conceptos simples. La analizaremos en comparación con la nuestra.

1. Generación.
Definida como un grupo de personas nacidas en aproximadamente una veintena de años. Esto se corresponde con aproximadamente una de las cuatro etapas de una vida de 80 años. En nuestro Método ADN, cada una de estas etapas es de una quincena de años aproximadamente.

Cada generación tiene su propio arquetipo o personalidad. básicamente corresponden a cuatro tipos:
-“Héroe” (bueno)
– “Artista” (tranquilo)
– “Profeta” (fogoso)
– “Nómada” (malo)

2. Cambios.
Cuatro generaciones forman un “saeculum”, expresión latina que significa “vida larga” o “siglo natural”. Con cada cambio generacional se provoca un cambio en la actitud de la sociedad. Aproximadamente duraría unos 80 años. Sin embargo, estos “siglos” vienen determinados más por los acontecimientos sociales que por una duración fija.
En nuestro método, a ese siglo nos referimos a veces como “ciclo corto” y viene a durar unos 60 años, entendiendo que nuestro patrón de “generación” es ligeramente más corto.

Cada cambio tiene su personalidad, como las cuatro estaciones del año:
– Alto: esplendor similar a la primavera. Instituciones fuertes e individualismo débil.
– Despertar: renovación interior, crisis de conciencia. Relacionado con el verano. En esta era de individualismo, el orden institucional es atacado.
– Desenredo: momento similar al otoño. Instituciones muy débiles e individualismo fuerte.
– Crisis: cambio y reorganización, como el invierno. Época de sacrificio y fuerte orden.

3. La razón: generaciones.
Otro dato interesante es la razón que se da de porqué se producen estos ciclos: las generaciones. Esa es la respuesta.
Cada 20 años aproximadamente, los líderes ya ancianos mueren, y las nuevas generaciones entran en la juventud, edad adulta y vejez; a la vez que una nueva generación nace.

La verdad es que es emocionante que investigadores que no conocen sus trabajos entre sí hallan llegado a conclusiones tan similares, tan exactas. Evidentemente todos estamos describiendo una misma realidad, vista desde el campo de la historia, la economía, la sociología, o la historia del arte.

Hemos de recordar que nuestro método ADN se desarrolla desde hace 10 años y de manera absolutamente independiente. No conocíamos a ninguno de estos autores cíclicos, y curiosamente la concordancia es asombrosa.

Sin embargo, aunque nuestro método es muy parecido, difiere parcialmente con el expuesto por estos investigadores.

Una diferencia, es que nuestro sistema de fechas es extremadamente exacto. No se basa en suma de generaciones, que puede dar lugar a arrastrar errores si la cantidad de años elegida como unidad a sumar no es exacta. Digamos que se refiere más a los acontecimientos, cambios o “turnings” que con el hecho generacional en sí.

Otra diferencia es que nuestro método es más abarcador geográficamente, pues atañe a todos los países y no solo a los Estados Unidos de América. Cada país tiene un ADN o movimiento cíclico distinto.

El método ADN también es más amplio temporalmente. El espacio histórico que abarcamos gracias a la historia del arte, incluye miles de años, y no solo los últimos 500 años de los que hay datos generacionales fiables.

Contamos además con otra serie de ciclos además de este llamado “corto” o “siglo”.
Es muy interesante que estos ciclos mayores que usamos sean una proyección exacta de este ciclo corto, pero abarcando miles de años.

Sirva Lifecourse Associates y su excelente labor como una prueba evidente de que el paso generacional produce ciclos que, proyectados, definen el ADN de nuestra historia. Probablemente los ciclos históricos, tan precisos, no sean más que una proyección gigantesca del ondulatorio ADN de nuestro propios genes.
ADNHISTORIADELARTE.COM   Job Flores Fernandez (c) 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s